la existencia y el cambio

Scott Charles Leichhardt Hollingsworth

“Existir es cambiar; cambiar es madurar; madurar es seguir creándose a uno mismo sin fin”

Henri Bergson

La obra de Scott Charles Leichhardt Hollingsworth es cambio, al igual que la vida, una constante transformación. En su obra lo complejo se vuelve simple y lo simple complejo, pura contradicción, o ¿no?.

Nunca miramos igual un cuadro, la aventura de la contemplación de estas obras esta impregnada de nuestro estado de animo.

El cuadro que miramos hoy, no es igual que el de ayer, sencillamente porque nosotros somos personas diferentes, a las que eramos.

¿Que siento yo al ver estos cuadros? , son el momento presente, el cauce de nuestras emociones, hoy pudieron suponer una incitación a la alegría y mañana se desvanecen en una tristeza largamente escondida.

En su exposición Scott nos propone una relación especial con sus obras, menos racional, menos conceptual y mas sensorial abandonarse a disfrutar de las formas, los colores…..al contemplar sus cuadros hay un disfrute estético, no exige ningún conocimiento, ni formación académica del espectador tan solo el deseo de ver.

Puede parecer que las obras que nos presenta en la página no tienen nada en común, pero una mirada mas atenta nos las revela complementarias como si unas fueran el original y las otras su reflejo en un espejo

Así por un lado el color invade la sala de exposiciones con una serie de obras llenas de vida y movimiento. Colores cálidos, vivos y brillantes y aunque sus composiciones pudieran remitirnos a la abstracción geométrica, se alejan de las características frialdad e hiper-racionalidad de esta tendencia para alcanzar unas texturas casi orgánicas, a base de múltiples capas de diversos colores superpuestos, un largo y laborioso proceso de “pinta, despinta, pinta…”

Estas obras a pesar de tener una apariencia de regularidad y de repetición secuencial, hay en la acción del pintor un deseo de ruptura con el orden.
Esto se acentúa mediante el uso de formas y palabras que son consideradas irreverentes y que en la obra de Scott le hacen al espectador un atractivo y excéntrico guiño.

Mientras, por el otro lado, con sus dípticos , unpaintings (como el los denomina), su trabajo mas reciente, da una vuelta de tuerca a su obra. Tanto por la técnica empleada como por la tipología de la misma.

¿Estarán estas obras entretejidas de sueños o de despertares?, ¿son sueños que luego han sido pintados o tal vez son cuadros que se han convertido en sueños?

De aspecto misterioso, son cuadros inquietantes, con una gran fuerza expresiva. Las formas en ellos emergen de la oscuridad y se hacen tangibles sin privarlas de su naturaleza etérea.

Las obras de Scott Charles Leichhardt Hollingsworth son algo vivo y no nos van a dejar insensibles. El espectador se identificara con su trabajo o lo rechazara, no tiene una explicación objetiva, depende en cada caso de la mirada que lo contemple.

“La pintura no trata de una experiencia. Es una experiencia”
Mark Rotho

texto: Gloria San Jose

1 Comment on la existencia y el cambio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Fields marked with * are required